HONDURAS RESISTE Y VENCE

LIBERTAD PARA AGUSTINA

jueves, 1 de octubre de 2009

Por irregularidades en el proceso solicitarán la revocación de medidas aplicadas a maestra acusada de sedición

Tegucigalpa.- (jueves 1 de octubre 2009).- Por una serie de irregularidades en el proceso que se le aplicó a la maestra Agustina Flores López que implicó la privación de libertad por el delito de sedición, el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH) y el Frente de Abogados contra el golpe de Estado, anunciaron que apelarán la resolución de la jueza Laura Castro.

Flores López fue enviada al Centro Femenino de Adaptación Social (CEFAS) por resolución emitida por
la jueza Laura Castro el martes 28 de septiembre de 2009.

Las abogadas Kenia Oliva y Karol Cárdenas del COFADEH y Nohelia Núñez del Frente de Abogados contra el Golpe de Estado, apelarán el auto de prisión y solicitarán una revisión de las medidas aplicadas a la profesora, que se convierte en una presa política por el actual gobierno de facto de Roberto Micheletti.

Con éstos recursos se prevée que se declare sin lugar el auto de prisión y que se revoquen las medidas cautelares aplicadas, mediante resolución de la Corte de Apelaciones.

“Vamos a presentar una solicitud de revisión de medidas que va a consistir en el ofrecimiento de una caución económica suficiente que lo establece la Constitución y el Código Procesal Penal, como una medida sustitutiva a la prisión preventiva”, explicó la procuradora de derechos humanos Kenia Oliva.

Hasta ahora, nosotras consideramos que el Ministerio Público (MP) no ha podido acreditar el peligro de fuga y todas las circunstancias que ocurran para que se dicte un auto de prisión, aseguró Oliva.

En tal sentido “este viernes estaríamos presentando la apelación de revisión de medidas, la Corte de Apelaciones tendría 48 horas para resolver y cuando eso suceda señalará una audiencia para la proposición de la medida”.

El delito de sedición es un delito político que se aplica cuando un juez considera que existirá un alzamiento o un levantamiento público y tumultuario con el fin de cometer varios fines, como impedir que los funcionarios ejerzan sus funciones y la otra que pueden ser actos de odio, venganza o violencia en contra de las autoridades, contenidas en el artículo 337 del Código Procesal Penal.

En el caso de Agustina Flores López, en la parte resolutiva, la jueza Castro resolvió la prisión preventiva ya que a su juicio, existen razones fundadas para creer que si Agustina Flores López, estuviese en libertad se reintegraría a los procesos violentos de manifestación política en apoyo del señor Manuel Zelaya.

La jueza de Letras de lo Penal, Laura Castro sostuvo además de que existe un riesgo fundado de que la imputada atente o ejecute actos de represalias en contra de las denunciantes, en este caso las mismas policías que la golpearon y la redujeron a la impotencia.

La hermana de la maestra privada de libertad y dirigenta del Consejo de Organizaciones Populares e Indígenas (COPINH), Bertha Cáceres expresó que se ha cometido una gran injusticia con ella, no solo la injusticia sino que violación a sus derechos humanos más elementales.

“La jueza no ha tomado en cuenta ni su inocencia, ni su condición de salud ni la violación a sus derechos humanos hechas por las policías, no tomó en cuenta que la Fiscalía que es la acusadora llegó como testigos a las misma policía que la golpeó a ella, no tomó en cuenta el video que es contundente cuando la están golpeando y donde ella esta sometida y esposada y que está siendo agredida”, denunció Cáceres.

La dirigenta indígena señaló que “yo veo que hay una impunidad total de parte de este sistema judicial que más bien está encubriendo a los violadores de derechos humanos. Si hubiese justicia mi hermana estuviera en libertad y más bien quiénes estuvieran en prisión serían las policías que la agredieron, hay un prejuicio de la jueza que conoció el caso y un prejuicio de las mismas policías”.

Por su parte las abogadas Kenia Oliva y Nohelia Núñez que visitaron a la maestra en su cautiverio, afirmaron que Agustina Flores López se encuentra emocionalmente estable, aunque con mucha tristeza y ansiedad porque esta alejada de su familia pero en términos generales bien, en una de las casa-hogar que comparte con una muchacha en el CEFAS.

“Incuso quiere ayudarles a leer y a escribir utilizando el sistema cubano yo sí puedo a algunas muchachas que se encuentran recluidas en el CEFAS”, expresó la abogada Nohelia Núñez.

La profesora Agustina Flores López tiene 53 años, es originaria de La esperanza, departamento de Intibucá e imparte clases en Juticalpa, departamento de Olancho.

Fue capturada durante el brutal desalojo protagonizado por policías y militares que se ensañaron contra miles de manifestantes que se apostaron pacíficamente en las afueras de la sede diplomática del Brasil, en donde se encuentra en calidad de huésped de honor el presidente Manuel Zelaya Rosales.