HONDURAS RESISTE Y VENCE

LIBERTAD PARA AGUSTINA

lunes, 20 de julio de 2009

Carta para Mel de un hondureño - por Miguel Halley Molina 20/07/09



http://www.aporrea.org/internacionales/a82645.html

Como hondureño le pido al Presidente Manuel Zelaya Rosales,no defraudarnos. Hemos estado viviendo dias dificiles luchando contra los golpistas y con la firme idea de derrotarlos y expulsarlos del poder arrebatado, no es la unica meta que como pueblo tenemos por delante. Necesitamos cambios en el pais y ello, solo sera posible mediante una nueva Constitucion donde todos los hondureños podamos ser protagonistas y autores de nuestro propio futuro como pueblo y pais. La negativa de los golpistas de abandonar el poder robado, no extraña a nadie. Lo que se han propuesto es dar inicio a un proceso de lucha contra todos los movimientos sociales que en America Latina luchan por tener una democracia mas amplia y participativa.

El abandono del dialogo en Costa Rica no debe desmovilizarnos en la lucha. al contrario, abandonar algo que nunca debimos comenzar, es el inicio de darle a la lucha por la reconquista del poder nuevos brillos. Mel Zelaya debe regresar cuanto antes al pais, ponerse al frente de su pueblo. no necesariamente tiene que hacerlo públicamente. La experiencia histórica prueba que los lideres valen mas cuanto están vivos, a Mel lo queremos vivo no muerto. Pero, vivo y dirigiendo un momiviento civil insurte y armado porque al ejercito no lo vamos a derrotar con flores ni con palabras. La paz se conquista de muchas maneras, no debemos jugar a Majamagandy, no vamos a luchar contra un poder extranjero sino contra la oligarquia criolla y su ejercito que se aferra con todas las fuerzas a sus privilegios. Mel Zelaya, llego la hora de cambiar de tactica. el dialogo ya no tiene razon y las resoluciones tomadas por la OEA, la ONU y la solidaridad mundial seran cada vez mas fuertes en la misma medida en que seamos capaces de luchar hasta vencer a quienes solo pueden mantenerse en el poder bajo la represion y el estado de sitio.

No hay comentarios: