HONDURAS RESISTE Y VENCE

LIBERTAD PARA AGUSTINA

viernes, 25 de septiembre de 2009

Afectada Xiomara Castro por el ataque con armas quimicas ordenado por Hitleretti

TEGUCIGALPA, 25 (ANSA) - Militares y policías lanzaron gases lacrimógenos contra la embajada de Brasil en Honduras, donde está refugiado el depuesto presidente Manuel Zelaya, junto a 110 personas y muchas de ellas sufrieron efectos tóxicos.

Zelaya brindaba una rueda de prensa para denunciar los hechos.

Una de las personas afectadas es la esposa de Zelaya, Xiomara Castro, que también está refugiada en la embajada de Brasil y dijo que pudo observar cómo los militares y policías lanzaron gases tóxicos.

"Ellos están lazando gases tóxicos, yo estoy aquí sobre una escalera viendo cómo ellos están tapados lanzando gases, que nos ha provocado taquicardia, mareo, nauseas, dolor de cabeza, sequedad en garganta, y muchos tienen sangrados de nariz y fecales", dijo Castro.

Los militares extendieron el cerco perimetral de la embajada de Brasil, para impedir el acceso de personas y alimentos a la sede diplomática.

El abogado Hugo Suazo, uno de los asistentes de Zelaya, dijo que los militares allanaron las casas vecinas a la embajada de Brasil, y han detectado máquinas supuestamente con el propósito de cavar un túnel para capturar al depuesto gobernante. Xiomara Castro indicó que los militares actúan como "criminales" contra el pueblo en resistencia y "han violado mujeres", y lamentó que ninguno de ellos ha sido castigado en los casi tres meses que lleva el golpe de Estado. (ANSA). ACZ