HONDURAS RESISTE Y VENCE

LIBERTAD PARA AGUSTINA

lunes, 20 de julio de 2009

EUROPA CONGELA LIMOSNA OFICIAL - Prohibido olvidar que Billy Joya se asiló en España


BRUSELAS — La Comisión Europea anunció este lunes que congelaba 65,5 millones de euros (92 millones de dólares) de ayuda presupuestaria a Honduras, al no haberse encontrado todavía una solución a la crisis desatada por el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya.

"Lamento mucho que no haya sido posible por ahora alcanzar una solución mutuamente aceptable a la crisis en Honduras, basada en las propuestas del presidente (costarricense Oscar) Arias", declaró la comisaria de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, en un comunicado.

"Dadas las circunstancias, he tomado la difícil decisión de suspender todas las ayudas presupuestarias", añadió.

La Comisión Europea programó una ayuda total de 223 millones de euros (316 millones de dólares) para Honduras durante el periodo 2007-2013, de los cuales 127,5 millones (181 millones de dólares) hasta 2010.

De estos 127,5 millones, 65,5 millones de euros constituyen la ayuda presupuestaria, es decir la que va directamente a las arcas del Estado, precisó un portavoz de la Comisión.

"Estoy, pese a todo, alentada por el hecho de que las conversaciones deben reanudarse pronto y llamo a las dos partes a demostrar su voluntad de tomar las medidas necesarias para hallar una solución a la crisis", añadió la comisaria.

"Llamo firmemente a las dos partes a abstenerse de toda acción o declaración que ocasionaría una escalada de tensiones, dificultando más la posibilidad de una solución", insistió.

La mediación de Oscar Arias fracasó el domingo debido a que el gobierno de facto hondureño encabezado por Roberto Micheletti rechazó su propuesta, que implicaba la vuelta al poder del presidente depuesto.

La UE ha multiplicado las condenas e iniciativas desde el golpe de Estado del 28 de junio en Honduras, país al que Estados Unidos y los organismos financieros internacionales también suspendieron su ayuda.

La UE retiró a los embajadores de sus Estados miembros presentes en Tegucigalpa y no mantiene contactos directos con el gobierno de facto, como medida de protesta contra el golpe de Estado que echó del poder y del país a Zelaya.

También canceló la ronda de negociaciones prevista a mediados de julio en Bruselas, llamada a ser la última antes de cerrar el Acuerdo de Asociación entre la UE y Centroamérica. Por el momento, Bruselas no fijó una nueva fecha para celebrar la reunión.

El pasado miércoles, durante un debate en el Parlamento Europeo, la UE defendió que la única salida a la crisis política en Honduras pasaba por la restitución de Zelaya.

Este lunes la situación seguía siendo muy tensa en Honduras, donde los partidarios de Zelaya preveían endurecer las protestas contra el régimen de facto tras el fracaso de las negociaciones en San José, mientras la comunidad internacional pedía calma en medio del temor a una guerra civil.

No hay comentarios: